Estás aquí
DEL ANONIMATO EN VENEZUELA, A TRABAJAR CON ADAM SANDLER

DEL ANONIMATO EN VENEZUELA, A TRABAJAR CON ADAM SANDLER

Andrea Ferrero no heredó la música mediante los genes porque nadie de su familia, en Venezuela, tiene pasión por los acordes, pero a ella le nació aser guitarrista cuando sus padres le regalaron una guitarra de Navidad. 

De aquel día al de la fotografía que ilustra esta nota, al de hoy, tuvieron que entrelazarse muchos caminos que han tejido una linda historia de cuento de hadas que bien podría llamarse Desde el anonimato en Venezuela, a trabajar con Adam Sandler, la historia que dejó de ser imposible. 

Andrea Ferrero publicó en su cuenta de Twitter la maravillosa trama que la ha llevado a recorrer miles de kilómetros para lograr su sueño.

Esta es la historia de la guitarrista venezolana que trabaja con Adam Sandler. 

Escribió Andrea: 

El camino hasta aquí comenzó en mi ciudad natal Caracas. La crisis en Venezuela era terrible.

Desde los 10 años me enamoré de la guitarra y vivir de la música en esas condiciones era casi imposible.

 

Mis sueños se veían cada vez más lejos.

A los 14 años tuve mi primera banda y empecé a tocar con varios artistas por Venezuela.

Pero yo desde que comencé en la música siempre había tenido el gran sueño de estudiar en Berklee College of Music en Boston, USA, una de las mejores universidades de música del mundo!

Mi única opción sin tener dinero para viajar o para pagar por la matrícula era audicionar a distancia y optar por una beca

Encontré una manera de hacer la audición online, pero eso también era un problema por el internet de mi casa.

Intenté varias veces ya que ellos antes de la audición mandaban una prueba para medir la velocidad del internet y el mio fallaba todos los intentos.

Al final logré tener mi audición. Duré 4 meses preparándome, componiendo el tema que quería tocar para ellos y aprendiendo inglés.

Quería dar lo mejor de mí en esos 15 minutos de audición y entrevista. Mostrarles quién era y mi deseo de hacer algo grande con mi música.

Pasé mucho tiempo sin saber qué había pasado con mi audición.

Meses después recibí una carta de aceptación junto a otra carta en la que me ofrecían BECA COMPLETA.

 

¡No lo podía creer!

Irme de Venezuela no fue fácil, despedirse de la familia y amigos sin saber cuando los podrás volver a ver es una sensación horrible.

Me tocó ser fuerte y seguir solita mi camino.

Económicamente tampoco fué fácil. A pesar de haber recibido una beca completa necesitaba pagar la vivienda, comida, seguro, etc. Cree una campaña de gofundme

 

Muchos me ayudaron. Me llamaban de emisoras de radio para ayudar a promocionar mi campaña. Siempre estaré agradecida

Y así llegué a Boston, gracias al apoyo de muchos y de no haberme dado por vencida.

Pasé más de 3 años en esa ciudad, viví experiencias increíbles que me cambiaron la vida, por ejemplo tomar clases de guitarra con uno de mis ídolos:

Tomo Fujita. (Ex-Profesor de John Mayer)

También algunas cosas no tan buenas como no poder pagar un cuarto propio, por lo que tenía que compartir cuarto con otras personas, o recuerdo que una vez agarre la esquina del apartamento de un amigo y le puse una cortina y una cama. Lo llamé “mi cuarto”.

Otra de las cosas no tan buenas fue la tragedia de perderlo todo en el incendio del edificio en donde vivía

Perdí ropa, pedales, guitarras, todo…

Mi familia y amigos siempre estuvieron apoyándome. Por lo que me di cuenta que en realidad eso es lo que importa en la vida

En una de esas cosas del destino, en uno de esos veranos en Boston, conocí a una persona que sin duda cambió mi vida: Adam Sandler.

Él estaba con su equipo grabando su película «Hubie Halloween» en un pueblo llamado Salem a media hora de Boston.

Adam siempre ha amado la música, le encanta tocar guitarra por lo que conectamos rápidamente.

Luego de eso siempre seguimos en contacto. Yo le mandaba videos mios tocando y él me daba su opinión o me pedía que le mostrara como tocar algunas cosas

Meses después me ofrecieron venir a Los Ángeles a hacer una pasantía en su compañía Happy Madison Productions.

Trabajé con los editores y supervisores de música para sus películas.

¡Esto era muy loco! Por momentos pensaba que era un sueño.

Conocí a tanta gente y compositores que toda la vida he admirado. Uno de ellos: Rupert Gregson Williams, compositor de “Mujer Maravilla”, “Aquaman”, y de casi todas las películas de Adam Sandler como: “Ese es mi hijo”, “Click” “Son como niños”, “Jack and Jill” etc.

Luego de esa pasantía, volví a Berklee, terminé mi carrera y me mudé a Los Ángeles para trabajar oficialmente en Netflix y en Happy Madison Productions

Hoy en día soy parte de todo el proceso musical en las películas, desde trabajar con los editores de música hasta trabajar con los supervisores, e incluso estoy empezando a trabajar con el compositor en las grabaciones de algunos tracks de guitarra para las películas.

Entradas relacionadas

Leave a Comment