Estás aquí
A RUSIA NO LE PREOCUPA INGRESO DE SUECIA Y FINLANDIA A OTAN: PUTIN

A RUSIA NO LE PREOCUPA INGRESO DE SUECIA Y FINLANDIA A OTAN: PUTIN

El presidente Vladimir Putin afirmó este miércoles por la noche que a Rusia no le preocupa el eventual ingreso de Finlandia y Suecia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pero añadió que responderá de modo simétrico si la alianza noratlántica instala tropas y armamento en estos países.


“No hay nada que nos pueda preocupar desde el punto de vista de la membresía de Finlandia y Suecia en la OTAN, es algo muy distinto a que ingresara Ucrania. Quieren adherirse (los países escandinavos), adelante”, señaló ante el grupo de periodistas rusos que lo acompañó a la capital de Turkmenistán, Asjabad, donde participó en la cumbre de países ribereños del mar Caspio.

Y el titular del Kremlin agregó: “Eso sí, tienen que tener muy en claro que antes no había ninguna amenaza en su contra, y ahora, en caso de que se emplacen ahí contingentes militares e infraestructura bélica, nos veremos obligados a responder de modo simétrico y crear las mismas amenazas a sus territorios”.

Para Putin, “Ucrania y el bienestar del pueblo ucraniano no son el objetivo de Occidente ni de la OTAN, sino un medio para defender sus propios intereses” porque “los países que lideran la alianza noratlántica quieren consolidar su hegemonía, sus ambiciones imperiales”, enfatizó.

Durante el día, la única reacción oficial de Moscú se conoció por boca de su vicecanciller Serguei Ryabkov, quien calificó de “factor especialmente desestabilizador” la ampliación de la OTAN y dijo que Rusia desaprueba la adhesión de Finlandia y Suecia.

“Nuestra posición es conocida, no cambia, consideramos la ampliación de la OTAN como un factor especialmente desestabilizador a nivel internacional, es una política irresponsable y que destruye la arquitectura de defensa en Europa”, aseveró Ryabkov ante un grupo de reporteros de medios rusos y apuntó que el ingreso de Finlandia y Suecia “no añade seguridad ni a quienes se amplían ni a quienes ingresan, ni al resto de los países que ven a la OTAN como una amenaza”.

Indicó también: “Tengo grandes dudas respecto hasta qué punto serán tranquilos los próximos tiempos para nuestros vecinos nórdicos. En fin de cuentas, ellos ceden a Washington parte de su soberanía en materia de política exterior y de defensa”.

Y en cuanto al incremento de las tropas y armamento junto a sus fronteras, Ryabkov subrayó: “Creen que podrán intimidar a Rusia, contenerla de alguna manera. No tendrán éxito, no nos quedaremos de brazos cruzados, tenemos la capacidad y los recursos para garantizar nuestra seguridad al cien por ciento”.

El vicecanciller tal vez tenía en mente lo que publicó el martes en su página web Roskosmos, la Agencia Espacial Rusa: imágenes de satélite de los centros de decisión de la OTAN con imágenes de Washington y Bruselas, así como de Londres, Berlín y, de la sede de la actual cumbre, Madrid.

El mensaje que acompaña las imágenes del satélite Resurs-S dice en tono amenazante: “Mientras los representantes de los 30 países de la OTAN, así como sus socios y candidatos, se disponen a diseñar la concepción estratégica de la alianza hasta 2030, Roskosmos publica estas fotografías de satélite del lugar de la cumbre y de los mismos centros de toma de decisiones que apoyan a los nacionalistas ucranianos”, dando a entender que las fuerzas nucleares rusas conocen sus coordenadas precisas.

Intercambio de prisioneros
Tanto el ministerio de Defensa de Ucrania como un portavoz de los separatistas de Donietsk confirmaron este miércoles una buena noticia para ambos: se efectuó el mayor intercambio de prisioneros desde que comenzaron las hostilidades, con 144 combatientes por cada lado.

Sin precisar cuándo ni dónde se llevó a cabo, la parte ucrania informó que el intercambio “permitió que regresaran 144 prisioneros, 95 de ellos estuvieron en la defensa del complejo metalúrgico de Azovstal y 43 eran miembros del batallón Azov”, que la parte rusa considera de corte nazi.

de los ucranios liberados sufrieron graves daños: heridas de bala y fragmentos de proyectiles, quemaduras, fracturas, amputaciones de extremidades. Todos están recibiendo la necesaria asistencia médica y psicológica”, dice el comunicado del ministerio de Defensa ucranio.

Por su parte, Denis Pushilin, líder de la llamada República Popular de Donietsk (RPD) señaló que el intercambio se concretó sobre una base de paridad: 144 por 144, y entre los liberados hay “soldados y oficiales del ejército ruso, así como combatientes de la RPD”.

Optimismo en Jersón

Por lo pronto, para acelerar su eventual integración con Rusia, la administración de Jersón anunció que pronto empezarán a circular trenes hacia Crimea y, a partir del viernes de esta semana, habrá un servicio de autobús dos veces al día hacia Simferopol, la capital de Crimea.

Desde hace algún tiempo, se están abriendo registros civiles que expiden a quien lo solicite la ciudadanía rusa, escuelas donde se enseñará en ruso y sucursales de bancos de Rusia, toda vez que declararon el rublo como moneda oficial de la región.

Aseguran que también habrá comunicación terrestre entre Simferopol y las ciudades de Melitopol y Berdiansk, en la región ucrania de Zaporiyia, parcialmente bajo control del ejército ruso.

Llama la atención este optimismo de las autoridades porque no es claro qué puede pasar en Jersón: las últimas semanas el ejército ucranio ha comenzado a recuperar terreno en esa región, toda vez que el grueso de las fuerzas rusas se concentra en el Donbás.

En Jersón, región ucrania colindante con Crimea, las autoridades impuestas por el ejército ruso siguieron este miércoles dando pasos para preparar el terreno de lo que ya han anunciado como meta de su gestión: celebrar en fecha aún no determinada un referendo que legitime su separación de Ucrania y eventualmente su incorporación a Rusia, si el Kremlin aprueba que también lo hagan Donietsk y Lugansk, cuya independencia ya reconoció.

Entradas relacionadas

Leave a Comment