TESTIGOS PROTEGIDOS EN EU

Estados Unidos tiene el llamado Programa de Protección de Testigos (Witsec por sus siglas en inglés) que le da ciertos privilegios a un testigo clave para juicios importantes.

El Witness Security Program (Witsec) es un programa del Departamento de Justicia de Estados, parte del Marshals Service, el cual protege a un testigo que pueda ayudar en un juicio federal o estatal contra alguien que cometió delitos graves o que tiene relación con el crimen organizado.

Con este programa, el gobierno de Estados Unidos puede usar un testigo antes, durante y después de un juicio a fin de que de testimonio o información clave en un caso grave.

Este sistema nació gracias a la Ley de Control del Crimen Organizado de 1970, en el inciso V, con lo que el gobierno puede reubicar a un testigo o potencial testigo, además de darles algunas garantías según sea el caso.

La página informativa Pro Davinci cita por ejemplo el caso de El Padrino III, donde a militares y agentes federales le dan protección a uno de los personajes para que brinde informes contra la Familia Corleone.

Para acogerse al programa de Testigos Protegidos el sujeto debe estar envuelto en procesos judiciales de:

-Cualquier delito tipificado en el Título 18, Código de Estados Unidos, Sección 1961 (1), dedicado al crimen organizado.

-Cualquier delito de tráfico de drogas descrito en el Título 21 del Código de Estados Unidos.

-Cualquier otro delito grave, federal, del cual el testigo pueda ofrecer testimonio y corra el riesgo de represalia por violencia o amenazas de violencia.

-Cualquier delito estatal que sea de naturaleza similar, a los antes expuestos.

-Ciertos procedimientos civiles y administrativos en los que el testimonio prestado por un testigo pueda poner su seguridad en peligro.

La Fiscalía General de Estados Unidos evalúa el expediente del candidato a testigo protegido al tomar en cuenta:

-Antecedentes criminales.

-Alternativas distintas al programa de protección de testigos.

-Testimonios de otros testigos potenciales.

Este programa entre los beneficios que da está dar una “nueva vida”, según detalla Pro Davinci, pues a los testigos les da anonimato y los ayuda a integrarse a otra ciudad donde no corra ningún peligro.

Algunos beneficios que a los testigos protegidos les da el Servicio de Alguaciles Federales son:

Conseguirle una oportunidad razonable de trabajo, conforme a su educación o formación.

-Proporcionarle asistencia en la búsqueda de vivienda.

-Proveerles pagos de subsistencia, equivalentes a 60.000 dólares anuales.

-Conseguir documentos de identidad de los testigos y familiares cuyos nombres serán cambiados por razones de seguridad.

-Buscar la consulta de psicólogos, psiquiatras o trabajadores sociales, siempre y cuando se haya comprobado su necesidad.

En el libro Witsec expone el autor Gerald Shur que a muchos de los testigos, al provenir del mundo criminal, les cuesta reintegrarse en la sociedad, pues sólo el 60% de los informantes se mantienen alejados de problemas.

“Nos criticamos constantemente. Pero no importa cuánto la agencia se reforme a sí misma, jamás seremos capaces de proteger a testigos que se rehúsan a protegerse a sí mismos”, declara un alguacil en reportaje de Newsweek Magazine que titularon “The New Face of Witness Protection” (La Nueva Cara de la Protección de Testigos).

En Chihuahua el gobernador Javier Corral denunció este domingo 16 de julio que es posible que César Duarte busque acogerse en este programa:Duarte busca ser testigo protegido EU y revelar narcoinformes: Corral

El pasado 14 de abril del 2014 se mezcló un caso de testigo protegido con el de su esposa que sería deportada.

En ese caso, sujeto dio información clave para detener a Mario Núñez Meza, alias “El Mayito” o “M-10”, así como datos sobre Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

El sujeto, nombrado “Alfonso”, dejó de darle información a las autoridades federales estadounidenses, y por ello, deportaron a su esposa, según denunció él mismo.

Alfonso además temía que lo deportaran los oficiales estadounidenses porque de llegar a México, específicamente por ciudad Juárez, lo asesinaría el crimen organizado.

Alfonso dio datos a la Interpol, FBI y DEA. Después detuvieron a “El Mayito”, sin embargo, detuvieron a su esposa el 26 de febrero del 2014 para luego deportarla a México.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *