PASEÑOS RECHAZAN PROPUESTA NUEVA DE SALUD

La nueva propuesta de reforma de salud republicana generó en El Paso el mismo rechazo que todas sus versiones anteriores.

Uno de los principales cambios es que ahora los aseguradores pueden ofrecer planes que solamente proporcionan una cobertura parcial, además que para poder sustentarla, se tendrían que hacer cortes directos federales a los planes de Medicaid.

Se estima que la pérdida de cobertura médica a nivel nacional, es de 14 millones de estadounidenses, quienes a partir del 2018, mismo año de elecciones legislativas, estarían completamente sin ningún plan médico de resguardo.

Si usted es una de las personas que fueron elegibles a un plan de Medicad mediante la Ley de Cuidado de Salud Asequible, hay posibilidades que se pierda ese beneficio.

“Cuando esta situación llegue a El Paso, hablaríamos de un impacto grande en la comunidad debido al número de personas que están adscritas a este plan médico de salud”, comentó Roy Ortega, vocero de la agencia de salud Project Vida.

Agregó que en El Paso, debido al bajo promedio de ingresos económicos, la gran mayoría de sus residentes cuentan con cobertura médica por parte de los diversos programas gubernamentales.

Ortega además manifestó que si este sistema es completamente retirado, el impacto será sumamente negativo en la población fronteriza, pues volvería aumentar la cifra de personas ‘sin protección de salud’.

Según el, con la propuesta de ley HR 1628, se eliminarían por completo en el 2024 los fondos designados para aquellas personas que recién calificaron para el cuidado de salud de bajo costo.

“El apoyo federal para Medicaid se reduciría aún más. Cada uno de los estados paga una parte del costo de Medicaid, ahora tendrían que encontrar nuevos fondos o cortar el programa a través de su propio presupuesto, pero sin restringir los beneficios, entonces se tendrían que reducir los reembolsos a los proveedores de atención médica”, expresó Ortega.

El proyecto incluye cambios en la forma en que los hospitales son reembolsados por el Gobierno federal para ayudar a cubrir las cuentas de aquellos que no tienen un plan médico o que no cuentan con un seguro de salud, mismos que se espera que aumenten.

“Es importante mencionar que desde que inició Obamacare en el 2013, se redujo significativamente el nivel de personas sin seguro médico, del 30 por ciento de la población del Condado, se redujo hasta el 22 por ciento. Lo que lo posiciona como la cifra más baja registrada en la historia de El Paso de personas sin seguro médico, algo que es bastante positivo”, expresó Ortega.

¿Habrá que comprar un seguro médico obligatorio?

Una de las partes que algunos paseños ven como positiva es que se derogarían por completo las multas aplicadas en los impuestos para aquellos que no cuenten con un seguro médico.

“La verdad estoy en acuerdo con que erradiquen por completo esto de los seguros médicos a fuerzas. Pienso que es innecesario, no me parece justo que me estén quitando dinero de mi cheque o de mis taxes en algo que literalmente no uso, y si llego a necesitar servicios médicos, voy a Juárez”, expresó Sergio González, residente del Oeste de El Paso.

“Es lo bueno de vivir en la frontera, podemos pagar nuestros gastos médicos más baratos en la vecina ciudad”, comentó Raquel Segovia, habitante de la zona central de El Paso.

Y es que las personas que no contaban con un plan médico de salud, se enfrentaban a una penalización en su trámite de declaración de impuestos.

Anteriormente, podían ser multadas con 695 dólares o con el 2.5 por ciento del salario familiar, que sume hasta 950 dólares.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *