LLUVIAS DEJAN SEVEROS DAÑOS EN EL PAVIMENTO

Las lluvias que azotaron el sábado pasado al sur y suroriente de la ciudad dejaron severos daños en el pavimento de las vialidades, que en algunos sectores se fragmentó en varios pedazos que arrastró la corriente.

En un recorrido por los principales puntos afectados se apreció el daño que el paso del agua dejó sobre las carpetas asfálticas en colonias como El Granjero e Infonavit Juárez Nuevo.

Vecinos de esos conjuntos habitacionales quitaban ayer la tierra que prácticamente cubrió la superficie entera en los tramos.

En la calle Maguey, por donde el agua fluyó a toda velocidad, se desprendieron gigantes planchas de pavimento, por lo que los automovilistas debían circular a baja velocidad.

Un tramo del cuerpo sur, sentido poniente-oriente, de la avenida Manuel J. Clouthier, se hundió por completo al grado que parecía un socavón, por lo que Tránsito cerró un pedazo del tercer carril y colocó señalamientos de prevención.

Cerca de ahí, se desplomó la barda de una secundaria que delimitaba el camellón en el fraccionamiento Torres del Sur.

Lo mismo ocurrió en un amplio fragmento de la calle Toronja Roja, donde el agua pluvial colapsó el drenaje y provocó así que una alcantarilla despidiera su contenido hacia el exterior.

En esa vía, grandes montones de tierra dificultaban el tránsito junto con los bloques de asfalto que arrastró la corriente.

En las inmediaciones del Paseo de la Victoria y la calle Tapioca, el flujo inundó la zona, acarreó llantas, maleza, basura, autopartes y lodo hasta desembocar en el exterior de las empresas maquiladoras que ahí se ubican.

Del mismo modo, la lateral del bulevar Independencia, situado en el extremo suroriente de la mancha urbana, quedó altamente azolvada como la calle Ramón Rayón, donde unos hombres quitaban con unas palas los residuos y los vertían en el camellón del bulevar Zaragoza.

Además, un parque de las calles Tlalnepantla y del Acero, situado en el fraccionamiento Acacias, resultó inundado en gran parte del área verde.

Un recorrido por el dique Soriana, que se encuentra entre el Eje Vial Juan Gabriel y el bulevar Zaragoza, permanecía lleno aunque, al mediodía, su nivel ya había disminuido.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *