MANDAN A ‘EL CHAPO’ A LA SOMBRA DE POR VIDA

Antes de escuchar la sentencia, el narcotraficante sinaloense lamenta la falta de justicia en Estados Unidos

Antes de escuchar la sentencia del juez Brian Cogan, Joaquín El Chapo Guzmán tuvo la oportunidad de leer su último discurso ante un repleto jurado en la Corte de Brooklyn. En él acusó que no hubo justicia en su caso, a pesar de que lo esperó cuando fue extraditado desde México.

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapo, el narcotraficante sinaloense que escapó dos veces de prisiones de máxima seguridad en México, fue condenado ayer a cadena perpetua más 30 años adicionales en una cárcel de Estados Unidos, que no se dio a conocer, y al pago de 12 mil 600 millones de dólares.

Al dictarle sentencia, Brian Cogan, juez federal de Distrito, destacó que cualquier cualidad que lo pueda redimir “no borra la maldad abrumadora” de sus actos.

El Chapo Guzmán ya había sido hallado culpable por el jurado en el llamado Juicio del Siglo en la Corte de Brooklyn, el pasado 12 de febrero, en un largo y mediático juicio de casi 12 semanas.

Minutos antes de ser sentenciado, Guzmán Loera habló por primera vez en el juicio y al leer un documento aprovechó para ofrecer sus últimas palabras al mundo: “Aquí no hubo justicia”.

El narcotraficante mexicano aseguró, ante un abarrotado tribunal, que no sólo sufrió tortura en sus 30 meses de encarcelamiento en Estados Unidos, sino que además el juez ignoró las acusaciones de mala conducta que, según Guzmán, tuvieron varios miembros del jurado durante su juicio.

“Mi caso quedó manchado y usted me negó un juicio justo (…) Estados Unidos no es mejor que cualquier otro país corrupto”, indicó un Chapo desafiante.

Minutos después, el juez Cogan lo condenó a cadena perpetua.

Guzmán Loera lució ayer su tradicional bigote, después de presentarse totalmente rasurado durante el juicio. Estaba vestido con una camisa color lila, corbata azul y chaqueta gris; buscó la mirada de su esposa, Emma Coronel, al entrar en la sala. Al verla sentada entre el público, le mandó un beso y se tocó el corazón. Luego de 50 minutos de audiencia, se despidió enviándole besos.

En su discurso leído, Guzmán dio gracias a Coronel y a su familia por apoyarlo. Denunció que bebe agua “no higiénica”, que no ve la luz del sol y que respira aire contaminado, además de no poder recibir a su esposa ni poder abrazar a sus hijas cuando lo visitan, en Manhattan. “Ha sido una tortura las 24 horas”, lamentó El Chapo.

Añadió que cuando lo extraditaron a EU esperaba un juicio justo, pero sucedió exactamente lo contrario. “Se me quitó la oportunidad de ser juzgado sólo por la evidencia presentada (…) Aquí no hubo justicia”, remató.

La sentencia perpetua implica la imposibilidad de libertad condicional. Además, el juez ordenó el pago de 12 mil 600 millones de dólares, que es lo que calculan que ganó El Chapo al frente del Cártel del Pacífico, con la distribución de cocaína y otras drogas en EU.

Los fiscales aseguran que además de traficar al menos un total de 1,2 millón de kilos de cocaína y 222 kilos de heroína a Estados Unidos, Guzmán se dedicó a matar y ordenar la muerte de decenas de personas.

El juez Cogan destacó que es posible que Guzmán sea “un buen padre y tenga otros atributos” pero su “abrumador lado malvado” es muy fuerte.

Jeffrey Lichtman y los otros abogados de Guzmán anunciaron que apelarán la sentencia basándose en parte en la supuesta mala conducta del jurado.

“No estoy para decir que mi cliente es un santo, pero merecía un juicio justo (…) Un resultado justo era un juicio justo. Era todo lo que queríamos”, dijo Lichtman a la prensa frente al tribunal. “No fue justicia. No podemos tolerar una situación en la cual los jurados mentían al juez sobre lo que hacían”, dijo.

En días anteriores, durante el juicio, los abogados aseguraron que El Chapo era un chivo expiatorio.

Alistaba otro túnel

Ayer se dio a conocer que, tras su segunda recaptura en 2016, El Chapo Guzmán pretendió otra fuga de El Altiplano a través de túneles.

Eduardo Guerrero Durán, asesor penitenciario de Nuevo León, reveló que un segundo túnel fue detectado en la periferia del penal de alta seguridad.

“Una de las causas por las cuales movimos a El Chapo Guzmán de El Altiplano al penal de Ciudad Juárez fue porque se encontró otro túnel (…) en la periferia del penal del Altiplano”, señaló Guerrero Durán.

PRISIÓN ADX SUPERMAX, ¿SU ÚLTIMA MORADA?

Aunque oficialmente no se dio a conocer la cárcel a donde irá El Chapo, no hay otra de mayor seguridad en EU.

DENVER, Colorado.—­­ La cárcel a donde Joaquín El Chapo Guzmán podría ser enviado en los próximos días para cumplir su cadena perpetua es la llamada ADX Supermax, en Florence, Colorado, donde muchos presos permanecen aislados 23 horas al día y con el mínimo contacto humano, lo cual ha sido calificado como “la muerte en vida”.

El penal, conocido como el Alcatraz de las Montañas Rocosas, está protegido por alambradas con púas, torres de vigilancia, patrullas fuertemente armadas que resguardan sus instalaciones y francotiradores altamente especializados.

Las celdas de concreto miden 2.1 por 3.6 metros, tienen una cama del mismo material cubierta por un delgado colchón y mantas, así como una ventana de poco más de un metro de alto y 10 centímetros de ancho por donde entra algo de luz, pero a través de la cual los presos no ven más allá del edificio.

En el reducido espacio hay un banco y un escritorio fijos también de concreto; algunas celdas tienen radio y televisor en blanco y negro que transmiten programas religiosos, educativos y algunos de interés general.

La comida se les suministra a través de pequeños agujeros en la puerta y su contacto con otros seres humanos se limita a los guardias y el personal de la cárcel, de acuerdo con la prensa.

Los reclusos deben usar grilletes, esposas y cadenas en el estómago cuando son llevados afuera de su celda por los guardias y sólo se les permite una hora de receso en una pequeña jaula al aire libre, en la que únicamente pueden ver el cielo.

Esta prisión de máxima seguridad alberga a los presos considerados más peligrosos o acusados de terrorismo, como Ted Kaczynski, El Unabomber; el conspirador de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Zacarias Moussaoui, y el terrorista de la Maratón de Boston, Dzhokhar Tsarnaev.

También se encuentra Simón Trinidad, excomandante guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quien fue acusado de conspiración terrorista, y el narcotraficante mexicano Francisco Javier Arellano Félix, uno de los exlíderes del Cártel de Tijuana.

Se prevé que El Chapo será recluido en la Unidad Especial de Seguridad, conocida como Módulo H, que alberga a los reos a los que el Departamento de Justicia ha impuesto medidas administrativas especiales para limitar todo tipo de comunicación con el exterior.

En este módulo, los reos sus abogados y su familia inmediata se comunican por teléfono a través de una ventana de cristal.

Todas las conversaciones personales son monitoreadas, aunque los encuentros y la correspondencia con su equipo legal se considera privilegiadas y privadas.

Una prisión muy dura

Según un informe de Amnistía Internacional de 2014, desde que la prisión ADX abrió en 1994 al menos seis presos se han suicidado, la mayoría colgados con sus sábanas.

Laura Rovner, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Denver y quien ha representado a presos de ADX, consideró que las condiciones en la prisión de la Bahía de Guantánamo en Cuba son más favorables que en el Alcatraz de las Montañas Rocosas.

“Para muchas personas que están confinadas en ADX, lo que equivaldría a cadena perpetua, es una especie de muerte en vida (…) Simplemente te despoja de todo. Tu existencia se limita a las cuatro paredes de esta pequeña celda y, francamente, no mucho más”, sostuvo la académica.

Guzmán Loera, jefe del Cártel del Pacífico, fue condenado ayer a cadena perpetua más 30 años de prisión por los 10 delitos por los cuales fue acusado en una Corte de Nueva York.

Entre los delitos por los que se le levantaron cargos al narcotraficante de 62 años figuran su participación en una empresa criminal, conspiración internacional para producir cocaína, así como para importarla y distribuirla, lavado de dinero y uso de armas de fuego.

La defensa tiene 14 días para apelar la sentencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *