AJU$TAN PADRE$ DE FAMILIA PRE$UPUE$TO PARA UNIFORME$ E$COLARE$

Padres de familia se preparan con semanas de anticipación para apartar los uniformes del próximo ciclo escolar.

De acuerdo con los propietarios de las tiendas, la primera y la segunda semana de julio son fechas en las que se reciben llamadas para preguntar por precios y visitas para apartar los conjuntos deportivos y la vestimenta diaria que portarán los alumnos.

Reyna Castro, encargada de un negocio dedicado a la venta de uniformes escolares en la avenida Tecnológico, mencionó que diariamente reciben durante el turno hasta 10 llamadas por hora de personas interesadas en los precios de los conjuntos.

Diana Herrera llegó al establecimiento para apartar el uniforme deportivo de su hijo –que estudia en el nivel secundaria– que tiene un costo de mil 600 pesos.

“Los aparto con casi un mes de anticipación, el diario y el deportivo que lleva la chamarra también; voy preparándome con tiempo porque me dijeron que llegaban hasta la segunda semana del otro mes”, dijo la entrevistada.

El uniforme de su hijo que entrará al jardín de niños lo comprará en un lugar cercano al área de la zona de Zaragoza, pero será por piezas, debido a que son alrededor de 2 mil 500 pesos por los dos.

Otro establecimiento dedicado a la comercialización de ropa deportiva reportó que de manera diaria son seis personas las que acuden para pedir información y de esa cantidad tres apartan la vestimenta.

Diana Hernández, empleada de la tienda ubicada en la avenida Insurgentes, confirmó que en los primeros días del mes de agosto es cuando hay más afluencia.

Confirmó que desde el mes de junio los padres de familia acuden para averiguar por los precios y en ocasiones apartan algunas piezas.

Desde hace dos semanas, Blanca Acosta fue a preguntar el costo de los uniformes de su hijo que entrará al preescolar, por lo que acudió a recoger su pedido de una pantalonera, tres playeras y un pantalón que tuvieron un precio de más de más 800 pesos, además con anticipación compró un par de tenis que costaron arriba de 200 pesos, mencionó Acosta.

“Como me acaban de pagar vine a comprarlos, todavía me falta el pantalón y la chamarra del deportivo, se me fue todo mi sueldo en los uniformes”, refirió Acosta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *