DECLARAN CULPABLE DE ABUSO SEXUAL A EX SACERDOTE

Después de más de 3 horas de deliberación el veredicto fue implacable contra el ex sacerdote Miguel Luna, quien fue encontrado culpable de 12 cargos de asalto sexual contra una menor. Tras cinco días de testimonios el jurado entregó su veredicto a la juez María Sales-Mendoza, quien este martes dictaría la sentencia a Luna que podría ser incluso de cadena perpetua.

Después de los testimonios de varias víctimas, causó gran expectación en la corte la presencia del obispo Mark Seitz, de la Diócesis de El Paso, quien mostró una declaración escrita sobre una llamada telefónica que sostuvo con Luna en el año 2017.

En dicha conversación, de acuerdo a la declaración en corte del obispo, Luna lo acusó de no tener clemencia y de “arruinarle la vida”

Durante dicha llamada telefónica, Luna le insistió a Seitz que si él iba a hacer públicos los abusos sexuales, esto traería a falsos acusadores, ya que de acuerdo al ex sacerdote “no hubo otras víctimas”. De acuerdo al obispo, Luna le dijo que él se había confesado y que “Dios lo había perdonado, pero la iglesia no”.

La plática tomó un tono diferente cuando Seitz le dijo a Luna que tenía que hacer pública la situación, y que el ex sacerdote se mostró enojado.

Trascendió que en 1988 el entonces sacerdote Miguel Luna fue enviado al Shalom Center de Houston, cuyas instalaciones buscaban la rehabilitación de sacerdotes acusados de cometer crímenes sexuales.

Sin embargo, después de ser destinado a la Diocesis de El paso, el ex sacerdote realizó diferentes asaltos sexuales a diferentes víctimas en la década de los 90, pero finalmente fue removido del ministerio en el año 2013.

“El acusado utilizó su posición como sacerdote para abusar (de la víctima), y utilizó su posición para mantenerla callada”, dijo la fiscalía en sus argumentos finales.

“Es un lobo con piel de oveja”, dijo la parte acusadora. El ex sacerdote enfrentaba entre otros cargos el de abuso cometidos contra una niña que servía como monaguillo en la parroquia donde él oficiaba.

Los testimonios del caso sostienen que los abusos iniciaron cuando la menor tenía 8 años y hasta que cumplió 17. 

De forma previa una mujer declaró que Luna la había violado cuando ella asistía a una escuela del seminario, y una tercera víctima sostuvo que Luna abusó de su hermana cuando el ex sacerdote era párroco en la iglesia de Corpus Christi.

Dos de estas víctimas sostuvieron que tras el abuso de Luna, ambas sufrieron abortos tras quedar embarazadas. El ex sacerdote católico, de 68 años de edad, tomó el estrado en el último día de deliberaciones, y de nueva cuenta se declaró inocente frente a las acusaciones en su contra.Incluso otra mujer que se dijo fue secretaria en la casa parroquial de la iglesia San Pio X, subió al estrado y relató como el ex sacerdote la violó, en hechos acontecidos en 1990.

El testimonio de otra supuesta víctima dio mayor peso a la evidencia presentada al jurado sobre el proceder del ex sacerdote, durante su estancia en la Diócesis de El Paso.

Luna aceptó también haber procreado un hijo con una sexoservidora de Ciudad Juárez, y de tomar dinero de la parroquia para comprar víveres a la mujer y su hijo.

La audiencia para dictar sentencia al ex sacerdote iniciará esta martas a las 9 de la mañana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *