QUIEREN RECUPERAR VOTOS, PESE A DIVISIÓN; PARTIDOS DE OPOSICIÓN

Entre peleas internas, PRI, PAN y PRD viven procesos de renovación para recobrar la confianza ciudadana

El sábado pasado, el PRD aprobó la realización de su Congreso Nacional Extraordinario el 31 de agosto y 1 de septiembre, para definir un nuevo modelo de partido.

A un año de la derrota electoral que los hundió en posiciones muy disminuidas, respecto del poder que llegaron a tener, PRI, PAN y PRD abrieron procesos de revisión interna, a fin de recuperar la confianza ciudadana, depurarse de traiciones y tener mejores condiciones de competencia electoral; sin embargo, sus ambientes internos están plagados de posiciones divididas.

Incluso lo ocurrido en el Congreso del Estado de Baja California la semana pasada, cuando aprobaron la ampliación del periodo de gobierno del próximo gobernador, Jaime Bonilla, de dos a cinco años, reflejó la división interna de los partidos políticos, pues los legisladores del PAN y del PRI votaron en contra de la línea de su partido, cuyas dirigencias nacionales están ahora en el proceso para expulsarlos.

Los priistas cumplieron ya un mes en el proceso de renovación de su dirigencia nacional, y aunque oficialmente el ambiente ha sido de cordialidad y civilidad, lo cierto es que desde las redes sociales se muestra una polarización que incluye una guerra sucia en contra de Ivonne Ortega, con la difusión de videos y supuestas pruebas de actos de corrupción, pero también con información que habla del enriquecimiento inexplicable de Alejandro Moreno Cárdenas, durante su periodo como gobernador del estado de Campeche.

Además, crece el número de priistas que anuncian que no votarán en el proceso interno, porque acusan que los dados cargados están por Moreno Cárdenas y el proceso es una simulación; aunque el exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, negó que se trata de una farsa y consideró que es necesario que los priistas acudan a las urnas para decidir el futuro del partido.

Así, en medio de acusaciones entre los equipos de colaboradores de ambos candidatos, el priismo entra a la segunda etapa de campaña interna, a fin de que el 11 de agosto se realicen las elecciones.

En tanto, el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, anunció ayer que el PAN está en un proceso interno de renovación de sus dirigencias locales, proceso que evidentemente pone en acción a sus activos políticos en todo el país, en busca del control de las posiciones claves en el poder panista.

Y el PRD, en tanto, aprobó el pasado sábado la realización de su Congreso Nacional Extraordinario el 31 de agosto y 1 de septiembre, en el cual se definirá un nuevo modelo de partido, con el trabajo coordinado con organizaciones de la sociedad civil.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *