COSAS QUE NO SABIAS DE LEONARDO DA VINCI

Leonardo da Vinci murió hace 500 años hoy a la edad de 67 años. Sabemos que era un genio motivado por una insaciable curiosidad que lo llevó a explorar ideas en la ciencia, matemáticas, arquitectura, diseño, ingeniería, geología, cartografía, escultura, dibujo y, por supuesto, la pintura.

Su trabajo como pintor no es grande; se le pueden atribuir cómodamente menos de 20 obras de arte, aunque 2 de ellas, la ‘Mona Lisa’ y ‘La última cena’, se encuentran fácilmente entre las más famosas del mundo.

Aparte de sus complejas y misteriosas obras de arte y escritos que son su legado, lo que queda de él son algunos hechos básicos y anécdotas contadas por el historiador de arte del siglo XVI Gioergio Vasari.

Y sin embargo, casi 500 años después de su muerte, da Vinci sigue fascinando, destacándose en la cultura popular como un tótem del individuo dotado.

Nació fuera del matrimonio, lo que le dio la libertad de perseguir el arte

Leonardo era el hijo ilegítimo de Messer Piero Fruosino da Vinci, un rico y poderoso abogado local, y Caterina, una campesina. Como señala Walter Isaacson en su biografía del artista, Leonardo tuvo la suerte de nacer fuera del matrimonio. Si hubiera sido el resultado de una unión legal, habría tenido que seguir los pasos de su padre.

Aunque el segundo hijo de Piero no nació hasta que Leonardo tenía 24, nunca quiso legitimarlo. Sin embargo, esta elección le permitió a Leonardo evadir la profesión de notario y, en cambio, seguir su curiosidad como artista, arquitecto e inventor.

 

Fue autodidacta

Leonardo asistió brevemente a una escuela local para aprender matemáticas comerciales. Aparte de eso, fue en gran medida autodidacta. Es por eso que tuvo que desarrollar un enfoque empírico para el aprendizaje que daba prioridad a la experiencia, la observación y la experimentación.

En sus diarios, Leonardo escribió que el conocimiento no comienza con el estudio del latín, sino con la experiencia. Es por eso que se describió a sí mismo como un ‘discípulo de la experiencia.’

No tuvo una carrera exitosa

Aunque hoy en día es considerado una de las figuras más famosas del Renacimiento, y quizá de la historia humana, Leonardo no disfrutó del éxito en su carrera, aunque su talento prodigioso sí llegó a ser reconocido.

Cuando finalmente estableció su propio taller en 1477, fue un fracaso comercial. Leonardo sólo recibió 3 comisiones, 2 de las cuales nunca se terminaron, y una nunca comenzó.

Más adelante en su vida, destacados patrocinadores de importantes familias como los Borgia, así como papas católicos y reyes franceses, le encargaron obras de arte a a Leonardo. Pero aunque concibió cientos de inventos, no hay evidencia de que alguno de ellos haya sido construido. Su implacable curiosidad (y quizás el perfeccionismo) obstaculizó su productividad.

El rival de Leonardo, Michelangelo (Miguel Ángel) le hacía burla por su inhabilidad de completar un trabajo. Pero Leonardo siguió así: a menudo pausaba sus pinturas durante muchos años, volviendo a ellas a medida que aprendía más sobre anatomía y óptica.

De hecho, Leonardo comenzó la Mona Lisa en 1503 y trabajó en ella por el resto de su vida. Para captar su sonrisa esquiva, probó en cadáveres cómo los músculos de las mejillas mueven los labios, por ejemplo.

Era gay, pero no reprimido

Leonardo fue acusado de sodomía y tuvo varios amantes jóvenes en su vida. Sus preferencias sexuales fueron reflejadas en sus dibujos y pinturas, que demuestran mayor interés en el cuerpo masculino, que en el femenino.

El pintor parecía en gran medida cómodo con sus deseos, a diferencia de Miguel Ángel, quien agonizaba por su propia sexualidad.

Era zurdo

Leonardo escribió sus diarios privados de derecha a izquierda. Si colocas un espejo en la página, puedes leer su escritura de manera convencional, de izquierda a derecha. Escribía de esta manera, en parte porque era zurdo y, por lo tanto, era más fácil para él escribir de derecha a izquierda.

También hizo esto para mantener su investigación en secreto porque las ideas que estaba desarrollando serían desaprobadas por la iglesia del siglo XV (como el uso de disecciones para estudios anatómicos).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *