Introducir título aquí.

Con un jugador menos y ante un Perú más que digno que por momentos llenó de nervio al Estadio Maracaná, la Selección de Brasil hizo válidos los pronósticos y se coronó por novena ocasión en la Copa América, manteniendo su paso perfecto como país sede, pues ha ganado las cinco ediciones en las que le ha tocado ser el anfitrión. No fue un partido fácil para los locales, que en Fase de Grupos golearon al mismo equipo peruano 5-0. Esta noche, el conjunto inca se mantuvo vivo y metido en el duelo hasta el minuto 88, cuando con un penalti dudoso, Richarlison se encargó de hacer el 3-1 definitivo, provocando el estallido de los más de 80 mil aficionados brasileños. El juego parecía fácil para los locales, que rápido se hicieron de la pelota, dominaron el juego y metieron al rival en su propia cancha. Con ese empuje y tras una jugada individual de Gabriel Jesús por la banda de la derecha, Everton, el goleador de la Canarinha, puso el 1-0 al minuto 15 cerrando la pinza a segundo poste y pegándole con pierna derecha de primera intención. Todo apuntaba a que sería una noche tranquila, y más con el mal juego que hasta ese momento hacían los peruanos a la defensiva. Sin embargo, y pese a ser dominados, los visitantes lograron equilibrar el marcador al minuto 43 por la vía del penal, luego de una mano en el área de Thiago Silva. Paolo Guerrero fue el encargado de patearlo, y sin ningún síntoma de nervios o preocupación, lo convirtió en el 1-1. Por su parte, Perú perdió la primera Final en su historia, luego de las que ganó en 1939 y 1975. Ahora, los incas buscarán la revancha y Brasil buscará el bicampeonato el próximo año, cuando se dispute una nueva Copa América en Argentina y Colombia para emparejar el calendario con las Eurocopas y a partir de ese 2020 disputarla cada cuatro años. Pero el gusto le duró muy poco a los dirigidos por el argentino Ricardo Gareca, que en un intento de salida, ya cuando se jugaba el tiempo de compensación del primer tiempo le abrieron la puerta a Brasil para que tomara otra vez la delantera, misma que ya no soltó, ni jugando poco más de 20 minutos con un hombre menos. Yoshimar Yotún, el jugador de Cruz Azul, perdió el esférico cuando intentaba cruzar el círculo de medio campo. Arthur se quedó con la pelota, la llevó a los linderos del área y cuando la zaga le cerraba la puerta, la cedió a Gabriel Jesús, quien definió ante la salida de Pedro Gallese, que terminó “comiéndose” ocho goles de los brasileños. Perú no bajó los brazos y en la parte complementaria se animó a atacar y a ser el protagonista del encuentro, aunque el futbol le alcanzó solo para un disparo de media distancia de Édison Flores que pasó cerca de la portería de Alisson. Al minuto 73, Gabriel Jesús fue expulsado por doble amarilla, en el momento que el conjunto peruano mejor jugaba, pero justo en ese momento, Tite se olvidó de seguir ofendiendo e hizo cambios para reforzar la media cancha y la defensa, bajando la cortina a cualquier tipo de ataque de los rivales. Ya sobre el final el árbitro central decretó un penalti a favor de la Verdeamarela, el cual cobró Richarlison para poner números definitivos y decretar el noveno campeonato en Copa América para los brasileños. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *