MANTIENE PC OPERATIVOS EN ALBERCAS

Al menos 30 de los principales balnearios al oriente de la ciudad han sido monitoreados en esta temporada vacacional por Protección Civil del Municipio, indicó su titular Efrén Matamoros.

Aseguró que la asistencia de los balnearios aumenta hasta el 90 por ciento, por lo que precisó que se habló con los encargados de los negocios para que tengan especial cuidado con los empleados salvavidas.

“Los principales interesados en capacitar a sus salvavidas son los propietarios de los balnearios. Ellos saben que si pasa algo se les clausura el lugar. Obtienen una sanción y no van a poder trabajar en lo que resta del verano (…) Aumenta mucho la gente porque hay personas que no tienen dinero para ir a la playa o al mar, y como escape les quedan los balnearios en la temporada vacacional”, dijo.

Por esa razón –agregó– los dueños siempre están preocupados en respetar las reglas, tanto las de salvavidas como las de toboganes y todas las que convergen en este tipo de establecimientos.

“(Los dueños) Van a actuar, y van a responder ante cualquier situación. Sobre todo revisamos de forma preventiva. El salvavidas no puede hacer otro tipo de labores, no puede andar recogiendo boletos por ejemplo, únicamente es salvavidas, y también si hay toboganes revisamos que estén coordinados para que no haya nadie abajo cuando baje la otra persona. Así evitamos los accidentes”, indicó.

“(Los dueños) Van a actuar, y van a responder ante cualquier situación. Sobre todo revisamos de forma preventiva. El salvavidas no puede hacer otro tipo de labores, no puede andar recogiendo boletos por ejemplo, únicamente es salvavidas, y también si hay toboganes revisamos que estén coordinados para que no haya nadie abajo cuando baje la otra persona. Así evitamos los accidentes”, indicó.

A su vez, la Secretaría de Salud Zona Norte instó a no dejar a los niños sin supervisión y evitar consumir bebidas alcohólicas en los balnearios; de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) los ahogamientos son una de las causas más comunes de defunciones durante esta temporada.

Ingerir bebidas alcohólicas reduce las capacidades y reflejos para actuar ante cualquier situación, ya que los movimientos se ralentizan, la coordinación disminuye, y en exceso, la visión sufre alteraciones.

La supervivencia se decide casi exclusivamente en el lugar del incidente y depende de dos factores: la rapidez en sacar a la persona del agua y la prontitud para realizar una reanimación adecuada, por lo tanto, la prevención es vital, precisó la dependencia a través de comunicado de prensa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *