Estás aquí
DULCE DURAN,,EL SUEÑO QUE INICIO EN GUACHOCHI CHIHUAHUA

DULCE DURAN,,EL SUEÑO QUE INICIO EN GUACHOCHI CHIHUAHUA

Dulce Ángela Durán Ceballos tiene dieciséis años, es orgullosa originaria de Guachochi, Chihuahua y cuenta con un impresionante trayecto en el básquetbol, que llena de satisfacción a su familia, a su tierra y a todo Chihuahua.

Ha practicado el básquetbol desde los nueve años, lo ha hecho a nivel estatal, regional, nacional e internacional, aunque para ello ha tenido que vencer probelmas grandes contra los que una niña no debería haber luchado como la discriminación por su origen y las desventajas que significa la insuficiencia de recursos económicos, pero ante esto, siempre tuvo el apoyo de su familia que la ha llevado a conseguir con fortaleza sus objetivos.

En 2016 fue considerada la mejor canasteadora y MVP (most valued player o jugadora más valiosa), esto en la Copa Náuticos de Mazatlán. Fue ganadora del primer lugar en la categoría 2004 y del segundo en la categoría 2005 en la copa Mineros de Parral 2017.

En 2018 fue campeona estatal y nacional en la categoría U13 y obtuvo primeros lugares en torneos en diversas regiones del estado como Cuauhtémoc, Delicias, Camargo y Chihuahua capital. En este mismo año participó en la Olimpida Estatal siendo nuevamente la jugadora más valiosa (MVP).

En 2020 obtuvo el primer lugar el Torneo Internacional Zoom Americano, también lo consiguió en el torneo de Durango y en el internacional de Aguascalientes en donde también consiguió el título de MVP. Además en la Liga Estatal 2021, acompañó como jugadora a “Manzaneras de a Cuauhtémoc”, uno de los equipos más importantes del estado.

Dulce ha aprendido que destacar, requiere de practicar todos los días valores como el respeto, la disciplina, la puntualidad y el trabajo en equipo. Aspira a pronto poder viajar fuera del estado y experimentar en ligas profesionales. Su sueño académico es conseguir un máster en fisioterapia.

Con la nobleza que caracteriza a las mujeres y hombres de la sierra del estado, dulce ha sabido enfrentar con sabiduría las barreras y conservarse como una niña sonriente, que no se rinde y sabe trabajar duro hasta lograr sus objetivos.

Motiva a otras niñas y niños a que tengan sueños, a que pese a los problemas que puedan enfrentar siempre luchen por sus objetivos: “Nunca se rindan, a pesar de los obstáculos, sigan luchando hasta alcanzar lo que han soñado. Brillen, brillen mucho sin importa que haya quienes se incomoden con su brillo. Luchen y brillen siempre”, reflexiona.

Dulce es una niña que como muchas mujeres ha enfrentado discriminación, aunque ninguna mujer y mucho menos una niña debería enfrentar menosprecio o subestimación por ninguna razón.

Ha decidido que la mejor forma en que puede combatir las desigualdades es defendiendo su derecho a ser tratada como igual, visibilizando su talento y pisando terrenos que le han querido ser prohibidos, pues en medida que ella los camine, otras niñas podrán hacerlo con mayor libertad.

“Alguna ves me llamaron india para cerrarme una oportunidad, no sé si la palabra sea correcta o no, pero si ser india significa luchar, tener talento y defenderlo, si lo soy, y espero que mi historia y mis éxitos inspiren a muchas otras a serlo y presumirlo con orgullo. Porque si estoy muy orgullosa de ser yo y de alcanzar todo lo que quiero, aunque haya a quienes les moleste sin razón”, finaliza.

Entradas relacionadas

Leave a Comment