LEOPARDO CAE EN LAS FAUCES DE UN COCODRILO AL ESTAR TOMANDO AGUA EN UN ABREVADERO

La vida cotidiana de los animales silvestres es un camino lleno de minas, ya que nunca saben dónde podrá acechar un peligro. Y esto vale incluso para los depredadores más omnipotentes del mundo, que no pueden sentirse cómodos ni aun mientras satisfacen sus necesidades básicas.

Así, un cachorro de guepardo que se acercó a una charca para saciar su sed, resultó devorado por un cocodrilo en el Parque Nacional Kruger, de Sudáfrica. Un video de la dramática escena fue posteado el pasado 3 de diciembre en YouTube por WildEarth, una emisora que se dedica a tender puentes entre la humanidad y la naturaleza.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD

En la grabación se ve al guepardo –el animal terrestre más veloz, capaz de superar fácilmente los 100 kilómetros por hora– lamer del estanque sin dejar de mirar precavidamente hacia el entorno, cuando de pronto sale de abajo del agua un cocodrilo que arrastra al felino bajo la superficie en quizá diez segundos. Demostrando así, por otra parte, que la ventaja crucial no siempre es la velocidad: en este caso residió en la potencia de las fauces del reptil y en su habilidad para orquestar una emboscada perfecta.

“Desafortunadamente, hemos perdido a uno de los cachorros machos […]. Se fue a beber justo al borde del agua y usted puede ver a la madre, que se está alejando. Esta es la parte más triste […] Oh, es tan doloroso. Es más que doloroso. […]”, se lamentó Busani Mtshali, el conmocionado guía que se encarga de organizar safaris en ese parque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *