REGRESO A CLASES SOLO PARA ASESORIAS…

La Secretaría de Educación y Deporte (SEyD) formalizó el regreso a las aulas de manera presencial pero sólo para la implementación oficial del programa de Centros de Asesoría y Acompañamiento en escuelas que así lo decidan, una vez que se avance al semáforo en amarillo.

Ayer la dependencia informó que reinició la planeación de esta estrategia para cuando las diversas regiones de la entidad se encuentren en semáforo epidemiológico en color amarillo, pero ya sin considerarlo como un pilotaje, sino como una estrategia general y nacional que permita abordar de manera más directa el proceso de enseñanza aprendizaje bajo los criterios sanitarios imperantes y con las consideraciones del Sector Salud. En ello, se dará prioridad a las regiones de mayor riesgo y vulnerabilidad, aseguró.

Bajo esta estrategia, también será de manera voluntaria que los padres de familia y sus hijos participen, se informó.

En la comparecencia ante el Congreso del Estado que tuvo el secretario de Educación Carlos González, informó la estrategia local para iniciar un plan piloto en diversas escuelas de la entidad, públicas y privadas, rurales, urbanas e indígenas, con el propósito de iniciar en ellas lo que entonces se denominó “Centros de Asesoría y Acompañamiento”, bajo las mismas premisas generales que hoy avala la SEP.

Agregó que en el caso de Chihuahua se tomarán en consideración dos acciones: que el programa “Aprende en Casa II” no estaba teniendo la proyección y la efectividad prevista, toda vez que en el territorio estatal la cobertura de la señal de televisión abierta alcanza un 60%, lo que implica la necesidad de desarrollar otras acciones paralelas para el reforzamiento académico.

Asimismo, que el modelo nacional no es aplicable en sectores específicos de la comunidad chihuahuense, como lo son las escuelas indígenas y menonitas, tanto por condicionantes socioculturales como por razones de idioma.

Argumentó que en la primera encuesta aplicada a docentes de Educación Básica con cierre al 13 de octubre de 2020, un 40% de las maestras y los maestros afirmó estar realizando actividades de presencialidad con sus alumnos con el fin de apoyarlos en el proceso educativo y reforzar los contenidos académicos.

Estas acciones, de acuerdo con lo indicado en la encuesta, derivan en el acercamiento de las y los docentes con sus alumnos en espacios no escolares, toda vez que éstos permanecen cerrados a cualquier actividad desde el mes de marzo del presente año.

Añadió que de acuerdo con los parámetros de las autoridades sanitarias, el semáforo amarillo implica una mayor movilización social y permite la apertura de actividades presenciales en todos los órdenes y niveles, aplicando una serie de medidas preventivas.

En esa etapa, todas las actividades aumentan sus porcentajes de atención y la movilidad es más generalizada, lo que de suyo permite la apertura de los edificios escolares para brindar cierto tipo de servicios educativos como las asesorías y el acompañamiento en un esquema de atención presencial, escalonado y limitado, tanto a alumnos como a madres y padres de familia, en su caso.

La regresión en el semáforo epidemiológico impidió la concreción de este Plan Piloto de la SEyD, que en un primer momento consideraba hasta a 30 escuelas de educación básica en todo el territorio estatal.

Sin embargo, desde el mes de noviembre pasado, la autoridad educativa nacional expuso la necesidad de iniciar con un modelo de transición a la normalización de las actividades educativas, lo que finalmente fue informado el día de ayer bajo el mismo esquema y condiciones como en su tiempo se planteó para el Estado de Chihuahua.

La SEyD puntualizó que estos centros operarán en horarios restringidos, considerando que la actividad principal de estos Centros sería el acompañamiento, asesoría y reforzamiento académico de los alumnos que así lo requieran, al igual que la atención a las madres y padres de familia.

Además se llevarán a cabo acciones previas de limpieza e higienización de los centros escolares, mientras que se tendrá una capacidad limitada de atención diaria a alumnas, alumnos y en su caso, madres y padres de familia o tutores, con la posibilidad de generar estrategias de atención por días específicos a alumnos con requerimientos de atención especiales.

En ese sentido, los Centros Comunitarios de Aprendizaje no implican la apertura de todas las escuelas ni mucho menos un reinicio de actividades presenciales académicas regulares en semáforo amarillo. Solamente responden a una realidad en la que la movilidad es mucho más amplia en todas las personas, incluidos quienes inciden en el hecho educativo, agregó el secretario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *