INCAUTAN MILES DE CUBREBOCAS EN EL PASO

Más de 100 mil mascarillas quirúrgicas 3M N95 piratas que eran destinadas a ser utilizadas por personal de hospitales, fueron incautadas el pasado 7 de diciembre por elementos de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

El decomiso fue el resultado de una investigación conjunta, declararon autoridades en un comunicado.

Aunque la incautación se realizó el pasado domingo, el cargamento arribó a El Paso el 3 de diciembre, cuando los oficiales de CBP en el puerto de entrada comercial Ysleta Cargo Facility interceptaron la importación de las 100 mil 80 mascarillas ‘clones’ evaluadas en unos 600 mil 480 dólares.

Las máscaras estaban en tránsito en un depósito aduanero de El Paso destinado a un hospital en la costa este.

Los agentes especiales de ICE HSI determinaron que las máscaras eran falsas después de trabajar con el Centro Nacional de Coordinación de Derechos de Propiedad Intelectual y la Compañía 3M, informaron autoridades. 

“La incautación de estas mascarillas quirúrgicas falsificadas no sólo garantiza la salud y seguridad de nuestros trabajadores de atención médica de primera línea al evitar que reciban equipo de protección personal de calidad inferior, sino que también protege la integridad de la economía estadounidense”, dijo Erik P. Breitzke, agente especial interino a cargo de ICE HSI El Paso.

“Continuaremos investigando, arrestando y procesando agresivamente a los falsificadores criminales que muestran un total desprecio por la vida humana y se aprovechan de una pandemia mundial implacable para obtener beneficios económicos”, señaló.

Por su parte, Arnoldo Gómez, director del puerto de Ysleta, dijo que HSI y CBP continuarán colaborando para evitar que los productos no autorizados y falsificados lleguen a los consumidores estadounidenses para proteger la salud y la seguridad del público y la economía estadounidense.

“Esta gran incautación de máscaras quirúrgicas falsificadas, destinadas a los trabajadores médicos de primera línea, demuestra el gran esfuerzo de colaboración entre CBP y HSI. Las mascarillas quirúrgicas falsificadas representan un gran riesgo para nuestra comunidad médica y para cualquier persona que pueda usarlas”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *