CON DOBLETE DE CRISTIANO RONALDO DERROTÓ AL BARCELONA DE MESSI

Con el triunfo por 0-3, la Vecchia Signora desplazó del primer lugar del Grupo G de la Champions al conjunto culé

El Barcelona no pudo garantizarse la primera plaza de su grupo en la Champions League y cayó goleado ante el Juventus (0-3), en su primera derrota europea en el Camp Nou desde 2013 y en un partido en el que recibió dos goles de penalti por primera vez en Europa, ambos transformados por Cristiano Ronaldo.

De esta manera, los azulgranas acabaron de la peor manera una racha que duraba desde 2013 y que se había prolongado durante 38 partidos, con 34 victorias y 4 empates.

El Barça tardó media hora en comparecer en el partido y lo pagó caro. En un encuentro de duelos, el clásico de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo; de excompañeros (De Jong y de Ligt) y de jugadores con camisetas intercambiadas en verano (Pjanic-Arthur); los azulgranas siguen caminando por el alambre, ahora también en Europa.

Las circunstancias no ayudaron a los barcelonistas, después de dos tímidos avisos (Cristiano y Danilo), una jugada entre Ronald Araujo y Cristiano dentro del área acabó en penalti, ante el estupor del uruguayo y la incredulidad de todos sus compañeros. Araujo pugnó con el portugués y éste cayó. Cristiano anotó desde el punto de penalti (minuto 13) y adelantó a su equipo (0-1).

Sin tiempo para reaccionar, la Vecchia Signora se sintió cada vez más cómodo, cada vez con un futbol más fluido ante un temeroso Barça. Después de una jugada coral, Weston McKennie remató solo ante Marc-Andre ter Stegen para marcar el segundo. Solo habían pasado 20 minutos.

Prácticamente en la última jugada del primer tiempo, Messi remató en una jugada en la que Aaron Ramsey derribó al argentino y que mereció una revisión del VAR, pero que acabó en nada. Se fue Ronald Koeman al vestuario cariacontecido, sin saber muy bien qué hacer.

No aprendió el Barça de sus errores y salió al segundo tiempo de nuevo destensado. Protagonizó Messi un tímido intento (min.47), pero otro penalti transformado por Cristiano Ronaldo, esta vez después de una mano de Lenglet que precisó revisión por parte del árbitro, supuso el 0-3 (min. 52) y el principio del fin, porque este resultado le daba la primera plaza del grupo a los juventinos.

Pero el Barça, poco acostumbrado a ello, tiró de casta. Necesitaba dos goles y quedaba mucho tiempo y lo intentó, en parte porque el equipo de Andrea Pirlo le invitó a ello. El problema es que su fútbol no da para más. Al final, los barcelonistas serán segundos y necesitan recuperarse, porque se ha demostrado que Europa ya no es su refugio, después de haber ganado los cinco primeros partidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *