BUSCAN DUEÑOS DE GIMNASIOS REABRIR SUS ESTABLECIMIENTOS

Ante el adverso panorama que enfrentan salones de eventos, gimnasios y otros giros no esenciales debido a las restricciones implementadas por Gobierno del Estado, algunos de ellos se encuentran a la espera de que a partir de la próxima semana puedan llegar a un acuerdo con las autoridades con la intención de que se les permita reabrir sus establecimientos en la recta final del año.

Israel Iracheta, integrante del grupo de Salones Unidos de Ciudad Juárez, explicó que se ha tenido un primer acercamiento con Gobierno del Estado para analizar las alternativas que dicho giro tiene para poder reactivarse, cumpliendo con los reglamentos y lineamientos solicitados por las autoridades.

Sin embargo, resaltó que los más de 110 salones de eventos que componen a la agrupación se mantienen con mucha incertidumbre ante las medidas del semáforo naranja anunciadas por el gobernador, Javier Corral.

En el mismo escenario se encuentran más de 300 gimnasios y centros deportivos de la ciudad, quienes apenas el pasado lunes, irrumpieron las oficinas de “Pueblito Mexicano” para exigir al Gobierno del Estado ser escuchado y tener alternativas para poder trabajar.

Cristopher Ramírez, integrante del grupo Gimnasios Unidos Juárez, señaló que con la intención de analizar la situación y llegar a un común acuerdo entre los diferentes centros deportivos, este jueves, sostendrían una reunión en el gimnasio Alcatraz de la avenida Tecnológico para determinar qué acciones llevarán a cabo los próximos días.

“Seguimos con las mismas exigencias que tenemos desde hace 9 meses, no tenemos ingresos, ni apoyos, incluso varios de nuestros compañeros se fueron a la quiebra, y ya no nada más somos los gimnasios, sino también grupos de fútbol, de basquetbol, artes marciales, entre otros que se han visto afectados, da tristeza ver cómo Gobierno del Estado le está cerrando las puertas al deporte, pareciera que está en contra de toda actividad física”, comentó.

Ante la postura que han tomado gimnasios de otras regiones del estado para abrir aún sin el permiso de la autoridad, Ramírez aseguró que es una acción que ha sido dialogada por los establecimientos de la frontera, la cual, de considerarse como la mejor opción por la mayoría, estarían dispuestos a realizar una reapertura.

“Queremos que se nos permita abrir, la mayoría de los gimnasios en la República están operando, así que ¿qué criterios está tomando el Gobierno para no dejarnos trabajar?; lo que podemos decir es que si para poder sacar adelante a nuestras familias tenemos que abrir de esa manera, lo vamos hacer, tomando en cuenta las consecuencias que pudiera traer, ya que multas ya tenemos de nuestros arrendadores, bancos, Infonavit, servicios y todo lo que no hemos podido pagar, pero, ¿cómo le hacemos, si no nos dejan operar?”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *