NIÑA SALVA A UN TIBURÓN ATRAPADO ENTRE PIEDRAS DE AGUAS POCO PROFUNDAS

Billie Rea, una niña de 11 años, salvó a un tiburón que quedó atorado en las pedregosas y poco profundas aguas de Kingston Beach, en Hobart, estado insular australiano de Tasmania, informan medios locales.

El pez fue sorprendido por una marea saliente, así que su destino habría tomado otro rumbo de no haber sido por la atención meticulosa de la adolescente que lo vio y recogió, llevándolo hasta aguas más profundas.

El video del rescate fue grabado por Abby Gilbert, madre de Billie, quien dice sentir una envidia sana hacia su hija, ya que esta “tiene el innato sentido” y “una conexión indudable con los animales” que hicieron posible la operación de salvamento. Más allá de este caso, no es la primera vez que Billie ayuda a ciertos animales en situaciones críticas, enfatiza Gilbert.

Según afirma su madre a los medios, la afición de su hija a la fauna marina se remonta al momento cuando estuvo en el Centro de Investigación Marítima en Woodbridge, al sureste de Tasmania. Fue allí donde la heroína se familiarizó con el mismo género de tiburones al que pertenecía el suertudo espécimen que ahora salvó. Uno de los voluntarios de la entidad, incluso, le obsequió a la niña un tiburón juguete cosido a mano.

Unos años más tarde, Billie decidió pasar de los juguetes “al grano” y salvar vidas reales en el mundo silvestre.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *