‘ROJO MODIFICADO’ PONE EN INCERTIDUMBRE A RESTAURANTEROS

A pesar de que las medidas aplicadas para el semáforo en “rojo modificado” fueron anunciadas para la semana del 21 al 27 de noviembre, en la publicación extraordinaria del Periódico Oficial del Estado no se especifica una vigencia sobre estas acciones, aumentando la incertidumbre de diferentes sectores productivos.

Apenas ayer empresarios del sector restaurantero sostuvieron una reunión con integrantes del Gobierno del Estado para discutir cómo estos establecimientos pueden comenzar una reapertura gradual, que garantice a clientes y empleados espacios seguros de Covid-19.

Dichas mesas de trabajo fueron anunciadas el pasado sábado durante el mensaje emitido por el gobernador Javier Corral desde el estado de Quintana Roo, tras participar en la Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN).

El anuncio de las medidas del “rojo modificado” se daría desde el pasado miércoles, sin embargo, éstas fueron pospuestas durante más de tres días debido a la agenda política del gobernador, que el martes sostuvo un diálogo con el secretario de Hacienda Arturo Herrera en la Ciudad de México, mientras que el viernes participó en un evento de la llamada Alianza Federalista en Guadalajara, Jalisco.

Ante la incertidumbre, el coordinador ejecutivo del Gabinete, Jesús Mesta Fitzmaurice, señaló durante la transmisión del programa “Chihuahua Adelante” que las medidas serían dadas a conocer el jueves por la tarde, pero no fue así.

El sábado 21 de noviembre el equipo de Comunicación Social emitió un comunicado en que señaló que el anuncio de las nuevas medidas sería dado a conocer a las 12:00 pm de ese día, sin embargo, el mensaje del Ejecutivo estatal se transmitió casi una hora y media después.

Lo anterior incluso provocó que durante el sábado y domingo ya no se realizara la conferencia de prensa para dar a conocer la situación del Covid-19 en el estado.

Aun cuando las medidas del “rojo modificado” entraron en vigor ayer, quedan dudas en algunos sectores empresariales no sólo por la manera en que trabajarán, sino por la vigencia de los lineamientos.

En el mensaje emitido por el gobernador durante el fin de semana se informó que de acuerdo con el comportamiento de las variables, el jueves 26 de noviembre el Consejo Estatal de Salud tendría una nueva reunión para evaluar resultados.

El 27 de noviembre se daría a conocer si para la semana del día 30 del mismo mes se mantendría el color rojo o se podría hacer la transición al semáforo en naranja en algunas de las regiones del estado.

Sin embargo, esta situación no viene especificada en el documento publicado el domingo de manera extraordinaria en el Periódico Oficial del Estado, manteniendo la incertidumbre de algunos giros que permanecen suspendidos al no ser considerados actividades esenciales.

Martín García, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), aseguró que uno de los principales objetivos de la reunión con Gobierno del Estado fue presentar no sólo su protocolo “Covid” a las autoridades, sino también hacer algunas propuestas para que se les permita a estos establecimientos reactivarse.

“Nosotros esperamos que el Gobierno entienda la situación que estamos viviendo, aunque ya la hemos externados muchísimas veces (…) la Canirac cuenta con un protocolo de prevención del Covid-19 que está avalado a nivel nacional, además de que presentamos la manera en cómo pretendemos operar para que se reactiven los negocios, porque nosotros no somos puntos de contagio”, afirmó.

Cristina Cunnnigham, presidenta estatal de Canirac, adelantó el pasado sábado que dentro de las propuestas que se presentarían al Estado se contemplaba que el aforo para restaurantes en semáforo en rojo fuera del 30%, y este fuera aumentado al 50% en color naranja.

Asimismo se destacó que en caso de pasar a color amarillo, el sector restaurantero permanecería sin cambios, hasta que el semáforo llegara a verde.

Por su parte, Alejandra de la Vega, titular de la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico (SIDE), señaló que las reuniones con los restauranteros serían con la intención de encontrar la manera en cómo reactivar a dicho sector, sin poner en riesgo la salud de las personas.

“Cada sector tiene su particularidad, por eso se han establecido mesas de trabajo, para buscar junto con ellos cómo reinventar estos espacios (…) sabemos que diciembre es un mes importante para todos ellos porque puede ayudar a lograr una recuperación de estos negocios que tienen finanzas muy dañadas, y si no damos una válvula de escape, pueden cerrar muchos más establecimientos”, dijo.

“Hay que colaborar todos, pedir el entendimiento de los sectores productivos, entendemos que hay pérdidas importantes, pero el enemigo es el virus”, agregó.

Luis Fernando Mesta, secretario general de Gobierno, indicó que hay un interés y una comunicación constante también con representantes del sector comercial, con quienes también sostendrán una mesa de trabajo para plantear condiciones para su reapertura gradual.

“Vamos a trabajar con estos dos sectores, para ver en qué medidas pudiéramos permitir una apertura y en qué forma, además de cómo podemos asegurar que esa reactivación ayude a estos giros, dándoles un seguimiento y supervisión para su cumplimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *