DETIENEN A 3 POR MASACRE DE FAMILIA LEBARON

Durante un operativo federal, autoridades detuvieron ayer a tres integrantes del grupo criminal La Línea, entre ellos a su líder en el noroeste de Chihuahua, Roberto González Montes, alias “El Mudo” o “El 32”, presunto responsable de la masacre contra la comunidad mormona de La Mora, en la que fueron asesinados seis niños y tres mujeres.

“Hoy nos informó la Seido que ya cayó otro de los implicados en la masacre a mi hija, nietos y familia; son Roberto N., El 32; Eulario N., El Cóndor; y Julio N. Gracias a todos los que han estado al pendiente y la lucha va a seguir”, informó la noche de ayer chihuahuense Adrián LeBaron.

Todavía sin una versión oficial por parte de la Fiscalía General de la República (FGR), autoridades federales dieron a conocer de manera extraoficial la tarde de ayer que durante un operativo de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Marina y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), fueron detenidos Roberto González Montes, alias “El Mudo” o “El 32”; Santiago Casavantes Radovich, alias “El Condor”, y Eulalio Domínguez Alanís, bajo la investigación de la masacre cometida el 4 de noviembre de 2019.

“La familia LeBaron reconoce el esfuerzo de esta institución para su aprehensión, además del profesionalismo con el que su personal ha actuado; quienes vivimos en esa zona sabemos del grave riesgo que se padece, por lo que su labor no ha sido fácil”, señaló la familia LeBaron a través de un posicionamiento oficial.

“Celebramos que hoy en las calles haya menos criminales, ya que han dejado comunidades, heridas, y sobre todo, un país repleto de familias separadas, de hijos huérfanos y de padres desolados, quienes buscan a quienes dieron la vida”, agregó la parentela que cuenta también con nacionalidad estadounidense.

En el documento, destacan que las autoridades les comentaron que “El 32” es de los criminales más peligrosos de la región.

También se les dijo que “fue de los personajes protagonistas en el episodio sangriento, donde asesinaron a parte de nuestra familia”, se lee en el comunicado donde los LeBaron reconocen la coordinación de Sedena, Marina y Guardia Nacional con el Poder Judicial, así como la participación, en su momento, de las autoridades de Estados Unidos.

“De las autoridades mexicanas esperamos la continuidad para que se desarrolle un proceso justo, con jueces totalmente profesionales e incorruptibles, donde se sancione con todo el rigor de la ley a estos criminales; pensando en la comunidad que ya debe liberarse de vivir entre este tipo de personas”, apuntaron.

Además de reconocer el esfuerzo institucional, los chihuahuenses hicieron un llamado para que “esta justicia” también la puedan obtener las más de 56 mil familias mexicanas que han sido víctimas de la violencia en este sexenio, sin dejar pasar todos los casos pendientes.

“Han demostrado que sí se puede dar solución, que tienen la capacidad, ahora esperamos se contagie esta actitud de ser altamente eficientes”, “Vamos a seguir asistiendo a las audiencias, ya que consideramos esencial seguir informando a nuestro pueblo y al país, sobre todo, por el interés y solidaridad que siempre, en todo momento nos han demostrado, y la cual agradecemos profundamente”, concluye el posicionamiento tras las detenciones de los tres presuntos criminales.

Acusado de soborno y otra matanza

En diciembre de 2016 “El Mudo”, habitante de Nuevo Casas Grandes, fue detenido por autoridades estatales, a quienes intentó sobornar con 2 millones de pesos para que no lo detuvieran. Sin embargo, posteriormente fue liberado.

También fue señalado del enfrentamiento registrado el 5 de julio de 2017 en el poblado de Las Varas, municipio de Madera, donde murieron 15 personas y es acusado por las autoridades de la masacre del 4 de noviembre de 2019, en la que fueron atacados 17 niños y mujeres de familias LeBaron, Miller, Langford, Johnson y Ray, nueve de los cuales perdieron la vida, mientras que seis más resultaron heridos.

Los hechos

El multihomicidio ocurrió en dos puntos diferentes de la Sierra que conecta al rancho sonorense La Mora con Janos, Chihuahua. El primer ataque ocurrió a pocos kilómetros de La Mora, donde fueron asesinados y luego incinerados Rhonita Miller, de 30 años, y cuatro de sus hijos: Howard y Krystal, de 12 y 10 años, y los cuates Titus y Tiana, de ocho meses de nacidos.

El segundo ataque ocurrió a 18 kilómetros de distancia, casi en la frontera con Chihuahua, donde viajaban dos mujeres más con sus hijos a bordo de dos camionetas.

En una de ellas fue asesinada Christina Marie Langford, de 32 años, quien viajaba con su hija de siete meses de edad, y quien sobrevivió al ataque.

En la otra camioneta fueron asesinados Dawna Ray Langford, de 43 años de edad, y sus hijos Trevor y Rogan, de 11 y dos años, mientras que otros seis de sus hijos resultaron heridos.

Desde entonces su padre, Adrián LeBaron, quien también cuenta con la nacionalidad estadounidense, comenzó una lucha por la justicia del asesinato de su familia y la violencia en México.

Van 17 detenidos

Hasta ayer sumaban de manera extraoficial 17 detenidos, aunque de acuerdo con la familia LeBaron solamente dos han sido vinculados directamente con la masacre, además de los tres detenidos ayer. 

El primero de ellos fue Gildardo “P”, alias “El G3”, quien fue detenido en julio pasado en la colonia Centro de Nuevo Casas Grandes, junto a Miguel “P”, alias “El Puentes”; mientras que Alfredo “L” fue detenido el pasado 4 de noviembre, a un año de la masacre.

Aunque de manera extraoficial se dijo que hace unas semanas fue detenido Cruz Iván S. Z., alías “El Cholo” o “El Cholo Iván”, por el mismo hecho violento, y que tras ello se lograron encontrar 11 víctimas en fosas clandestinas del ejido Guadalupe Victoria, municipio de Casas Grandes, las autoridades federales no han confirmado la información. 

Niños exigen justicia

Mientras tanto, los niños de la comunidad LeBaron exigieron justicia el domingo pasado por la violencia contra sus familiares.

“Manos inocentes por el derecho a la vida” se leía en el letrero sobre el que cada menor de Galeana, Chihuahua colocó sus manos en honor a las víctimas de Bavispe, Sonora.

“Un pueblo se define por cómo cuida a sus niños, nosotros decidimos sembrar ideas de paz, libertad, solidaridad, porque un día esas manitas inocentes, junto con las de millones de niños mexicanos, van a trabajar un país lleno de amor. A un año, toditos los recordamos”, escribió LeBaron en sus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *