TENEMOS HAMBRE DICEN TIANGUISTAS

El gobernador del estado Javier Corral sostuvo la mañana de ayer una serie de reuniones con personajes de la política, tanto del PRI como del  PAN, que en diversos momentos han manifestado abiertamente su interés de contender en el proceso electoral de 2021 por algún puesto de elección popular.

Mientras esto ocurría en el interior del recinto del Ejecutivo, decenas de tianguistas se manifestaban en el exterior del mismo pidiendo una audiencia con el mandatario para que este escuchara sus demandas.

A pesar de los gritos, las consignas, el bloqueo, los mensajes escritos y las pancartas rojas, los manifestantes no fueron recibidos por el gobernador, quien permaneció en su despacho en espera de los “visitantes políticos”.

La exsecretaria de Gobierno en el sexenio de Duarte, Graciela Ortiz, ingresó al Palacio de Gobierno por la puerta posterior poco antes de las 11:00 de la mañana; lo mismo ocurrió con el diputado federal Miguel Riggs pero a las 12:00 del día, mientras que el diputado local Miguel LaTorre entró y salió por la puerta principal más tarde. Aunque la cámara no logró captar a Jesús Velázquez, trascendió que también era uno de los que tenía audiencia programada con el mandatario al filo del mediodía.

Durante varios minutos rodearon la sede de Poder Ejecutivo, incluso estuvieron cerca de impedir que ingresara el fiscal general César Peniche, quien llegó por la puerta de la calle Libertad y tuvo que apurarse a ingresar para evitar a los manifestantes.

Ayer a las 10:00 de la mañana fueron convocados los comerciantes que se instalan en varios de los tianguis de la ciudad, para una protesta contra el Gobierno del Estado y demandar que les permitan regresar a sus puestos para vender, debido a que se quedaron sin fuentes de ingresos. Al grito de “queremos trabajar” y “tenemos hambre”, los comerciantes se plantaron en la Plaza Mayor.

Los manifestantes exigieron ser atendidos por el gobernador, rechazaron sostener un encuentro con el director de Gobernación, Joel Gallegos, por lo que se les ofreció ser recibidos por personal de la Secretaría de Desarrollo Social.

La presencia de los comerciantes se prolongó hasta después de las 17:00 horas, ya que solamente a algunos se les dieron apoyos oficiales en forma de despensa, mientras que otros no alcanzaron.

La exigencia de los quejosos era el permiso para poder regresar a trabajar durante el fin de semana, ya que es el lapso en el que –dijeron– tienen mejores ventas lo que les permite llevar el sustento para sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *