«MOLLONES DESEAN REGRESAR»: DAMASCO ACOGE UNA CONFERENCIA INTERNACIONAL COBRE EL RETORNOS D ELOS REFUGIADOS DE SIRIA

Damasco acoge este miércoles y jueves una conferencia internacional sobre el retorno de los refugiados sirios a sus hogares. El foro, que ha sido organizado por el Gobierno sirio en estrecha cooperación con Rusia, es el primer evento internacional a gran escala dedicado a esta cuestión, y cuenta con la asistencia de representantes de unos 20 países, así como de la ONU y de la Cruz Roja. 

El foro no cuenta con el respaldo de Occidente, pues mientras EE.UU. llama a boicotear el evento humanitario, la Unión Europea se ha negado a participar al considerarlo «prematuro». 

«Grandes obstáculos»

En la sesión de apertura de la conferencia, el presidente sirio, Bashar al Assad, señaló que el problema de los refugiados es una cuestión de importancia nacional. Entre los «grandes obstáculos» que impiden crear condiciones adecuadas para su retorno, el mandatario se refirió a «las sanciones económicas ilegales y los bloqueos impuestos por el régimen estadounidense o sus aliados». 

Según Al Assad, los gobiernos occidentales liderados por EE.UU. «siguen creando condiciones para el surgimiento del fenómeno de los refugiados sirios y los problemas para su regreso».

«Hoy nos enfrentamos a un problema difícil, [hay] millones de refugiados que desean regresar», constató.

El «doble rasero» de Washington

El enviado especial de Rusia para Siria, Alexánder Lavréntiev, leyó en la conferencia una declaración del canciller ruso, Serguéi Lavrov, en la que el ministro califica la negativa de Washington a participar en el evento de injustificada y denuncia el «doble rasero» que mantiene en relación a Siria, país que —dijo— «están tratando de convertir en rehén de intereses geopolíticos egoístas«.

Lavrov también recalca que la normalización de la vida en el país árabe facilitaría el regreso de los refugiados, y adelanta que Rusia contribuirá a ello de todas las formas posibles.

«Estoy seguro de que nuestros esfuerzos conjuntos podrán dar un nuevo impulso a la restauración de una forma de vida pacífica en Siria. Es importante que millones de sirios puedan regresar a sus hogares en un futuro próximo», reza el mensaje del jefe de la diplomacia rusa.   

El problema del terrorismo en Europa

El propio Lavréntiev señaló en el marco de la conferencia que la asistencia de la comunidad internacional para devolver a los refugiados a la república contribuiría a resolver el problema del terrorismo en Europa, ya que, entre quienes abandonan el país árabe, además de refugiados que se ven forzados a abandonar su hogar, figuran combatientes.

«Desafortunadamente, varios países europeos aún no lo han entendido completamente«, recalcó el enviado ruso, que recordó los atentados terroristas en París (Francia) y en otros países europeos como ejemplos de la necesidad acuciante de resolver este problema. Según el representante ruso, brindar asistencia para el regreso de los refugiados sirios de estos países sería «un buen incentivo» para resolver esta cuestión.

Por otro lado, Lavréntiev criticó a los países que han decidido boicotear la conferencia, ya que —dijo— el retorno y la asistencia a los refugiados sirios es «un acto puramente humanitario que debe ser apoyado por toda la comunidad internacional».

1.000 millones de dólares para la reconstrucción 

Por su parte, Mijaíl Mizíntsev, jefe de la sede de coordinación interdepartamental ruso-siria para el retorno de refugiados, informó en el marco del foro que Rusia ha asignado más de 1.000 millones de dólares para la reconstrucción de Siria. Mizíntsev no especificó cuándo y para qué período se destinaron los fondos, pero detalló que van dirigidos a «fines humanitarios», así como a «la restauración de redes eléctricas y de producción industrial» y de objetos de culto religioso.

Como parte del desarrollo de la cooperación interestatal y la prestación de asistencia humanitaria al pueblo sirio, ministerios y departamentos rusos están promoviendo proyectos en áreas como la educación y la medicina, la gestión de la naturaleza y la construcción de viviendas, así como el comercio y la cooperación económica, científica y técnica, afirmó Mizíntsev.

El jefe de la sede también hizo hincapié en la necesidad de disolver los campos de refugiados ubicados en Siria, ya que representan «una fuente de recursos humanos para los grupos armados ilegales». Sus residentes deben ser trasladados a lugares donde elijan vivir para facilitar su adaptación a una vida normal, opinó.

Aumentar la cantidad de asistencia 

Por su parte, Irán propone la creación de un fondo internacional para reconstruir la infraestructura siria, según lo anunció durante la conferencia Ali Asghar Khaji, asistente especial del canciller iraní para asuntos políticos.

Khaji apuntó que la comunidad internacional debe proporcionar las condiciones necesarias para el regreso de los refugiados y la restauración de su vida «aumentando la cantidad de asistencia proporcionada a Siria».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *